lujoso_bano_y_spa_area

Claves para que reformar el baño sea un éxito

¿No te gusta tu baño? ¿Estás pensando en reformarlo? En este artículo te damos algunas claves a tener en cuenta para que la reforma no se convierta en una pesadilla.

¿Cuáles son las necesidades de tu nuevo baño?

Lo primero que hay que plantearse antes de comenzar cualquier reforma son las necesidades de las personas que conviven en el hogar. No es lo mismo reformar un baño pensando en el uso que le va a dar una pareja joven sin hijos, que las necesidades que puede tener una familia compuesta por cuatro miembros.

Una vez decidido esto y aquello que vamos a eliminar o sustituir del baño antiguo, es momento de pasar al presupuesto. ¿Cuánto puedes invertir? A esa cantidad deberás sumar un plus destinado a imprevistos.

Mide, mide y mide

Esta parte es verdaderamente importante, ya que es mejor que sobren materiales a que falten y no queden existencias.

Mide las paredes con azulejos, el espacio para la bañera o plato de ducha, el espacio para el lavabo, el mueble para las toallas, las tubería y cañerías…En fin ¡todo!. No dejes ni un solo hueco por medir. Unos centímetros de más o de menos pueden arruinar totalmente un buen diseño.

Planifica y ordena el espacio

¿Sabes ya cómo quieres que sea tu nuevo cuarto de baño? ¿Tiene bocetos o croquis de cómo será este espacio en adelante? Si no es así, ya puedes ponerte a ello. Un pequeño esbozo, un croquis, un montaje con imágenes…cualquier técnica es buena para dar vida a tus ideas y ver cómo quedaría lo que en tu mente tiene tanto sentido.

Elige la carta de color

Una vez que tengas claro todo lo anterior, piensa bien los colores que querrás que formen parte de tu vida a partir de ahora. Ten en cuenta que éste será un espacio muy transitado y que crear un ambiente neutro, cálido y ameno será lo mejor para que todos aquellos que lo usen se sientan bien en él.

Y ahora sí, vete de compras

Llegamos a la mejor y más temida fase: elegir por fin los elementos que definitivamente formarán parte de nuestra estancia. Pero, junto a ellos, no olvides los detalles para aportar orden, luminosidad y estilo. Cestos, velas, toallas…todos juntos harán que tu baño sea la envidia de todos tus conocidos.